Todos Pensaron Que Él Bailaría Mal Por Ser Gordo, Pero Tenía Una Gran Sorpresa Para Darles

2 febrero, 2016 | Creatividad

John Lindo y Stephanie Batista no son una pareja de baile típica. Es más, al verlos juntos, uno no podría imaginar unos compañeros de baile más desparejos. Mientras ella es pequeña, delgada y de apariencia grácil, él le lleva más de una cabeza de alto y varios kilos de más. Pero, como dice el viejo y conocido refrán, no se debe juzgar a un libro por su portada, ni el hábito hace al monje.

John es un ejemplo visible de la realidad de ambos dichos, ya que, a primera vista, no da la impresión de ser un muy buen bailarín. Tal vez el jurado del concurso de Swing de la Costa Oeste de Estados Unidos pensara igual al verlo, sin embargo, una vez en la pista y con la música sonando, Lindo y Batista dieron realmente cátedra acerca de cómo moverse acompasadamente y enloquecieron al público presente.

El video los muestra en la Competencia Anual de Swing de la Costa Oeste que se realizó en Phoenix (Arizona, EE.UU) en 2008 y de la cual resultaron campeones. La destreza rítmica de la pareja, sumada al desparpajo y la simpatía de John fueron, sin duda alguna, la clave de su éxito.

Vía Youtube

Comentarios