Se Llamaba DIABLO Hasta Que Una Mujer Pudo HABLAR Con Él Y Hoy Se Llama…

27 enero, 2016 | Amor

La comunicación entre especies es posible, aunque algunos escépticos aseguren que solo son manipulaciones de algunos para poder hacer dinero y aunque algunas historias nos demuestran la veracidad de los hechos.

Anna Breytenbach desarrolló la técnica para poder comunicarse con las diferentes especies que existen en nuestro planeta y bien lo demostró con el caso de Diablo, un leopardo negro que se mostraba agresivo y peligroso.

Jurg Olsen es un conservacionista retirado de la policía, que decidió crear, junto a su esposa, un espacio para depredadores rescatados de cazadores o de zoológicos que los tuvieran en malas condiciones. Sus animales son varios y de diversas especies, con los que tiene un vínculo muy unido.

Un día llegó a sus vidas Diablo, un leopardo negro, que presentaba una gran agresividad y peligrosidad para ellos y para el resto de los animales. Olsen decidió llamar a Anna, ya que era un problema demasiado grande para él. A pesar de ser escéptico, la profesional en comunicación entre especies logró convencerlo de la veracidad de su trabajo.

La conexión entre Anna y Diablo fue inmediata. Sin haberse informado sobre el pasado del animal, Anna comenzó a contar sobre los dos pequeños leopardos que acompañaban a Diablo y ya no sabe dónde están. Hoy Diablo se llama Espíritu y es un animal muy dócil.

Vía Youtube

Comentarios