No La Ayudaban Por Su Apariencia Física, Por Prejuicios, Pero…

16 noviembre, 2015 | General

En los tiempos que corren, la imagen de la humanidad no es muy bien valorada, sin embargo, la solidaridad es más común de lo que creemos. No es necesario donar miles de dólares a causas caritativas para ser una persona solidaria, es un valor gratuito que da grandes satisfacciones. Pequeños detalles diarios pueden ser tu grano de arena para un mundo mejor.

¿Pero hasta qué punto la solidaridad del mundo es completamente altruista y desprejuiciada? Existen gran cantidad de experimentos sociales que rompen un poco el esquema del buen samaritano. Se muestra a la misma persona, pero diferente: una chica bien vestida, limpia y peinada, frente a la misma chica desarreglada, sucia y despeinada. Los resultados dejan en evidencia que el prejuicio aborda hasta los pequeños actos solidarios que llevamos a cabo día a día, ya que la que tiene el primer vestuario, al caerse, logra recibir ayuda inmediatamente en los seis intentos, mientras que cuando la joven se ve desarreglada, sólo percibe las miradas discriminadoras de las personas y hasta se alejan para pasar a su lado. Por suerte y en vísperas de esperanza, no ocurre lo mismo en todos los intentos.

Sin embargo, seis intentos de seis, contra dos de seis es un gran abismo de prejuicios que la humanidad deberá trabajar y eliminar.

Vía Youtube

Comentarios