La Memoria Fotográfica De Este Joven Te Sorprenderá, ¡Nunca Vi Nada Parecido!

3 marzo, 2015 | Curiosidades

El cubo de Rubik es un rompecabezas mecánico tridimensional inventado por el escultor y profesor de arquitectura húngaro Ernő Rubik en 1974. Originalmente llamado “cubo mágico”, el rompecabezas fue licenciado por Rubik para ser vendido por Ideal Toy Corp. en 1980 y ganó el premio alemán a mejor juego del año en la categoría Mejor rompecabezas ese mismo año. Hasta enero de 2009 se han vendido 350 millones de cubos en todo el mundo, haciéndolo el juego de rompecabezas más vendido. Es considerado ampliamente el juguete más vendido del mundo.

En un cubo de Rubik clásico, cada una de las seis caras está cubierta por nueve pegatinas de seis colores uniformes (tradicionalmente blanco, rojo, azul, naranja, verde y amarillo). Un mecanismo de ejes permite a cada cara girar independientemente, mezclando así los colores. Para resolver el rompecabezas, cada cara debe volver a consistir en un solo color.

Este joven, sin embargo, parece hacerlo con una facilidad tal que es hasta difícil de creer lo que uno ve en el vídeo. Se trataba de un concurso europeo de resolución de este particular cubo, sólo que con la condición de hacerlo literalmente con los ojos cerrados. Lo que logró hacer este muchacho lograría sorprender hasta a los más escépticos:

Vía YouTube

Comentarios