Este Bebé Casi Pierde La Vida, Pero Un Sacerdote Hizo Un Verdadero Milagro Para Salvarlo

11 agosto, 2017 | Bebés

 

 

 

Los abrazos son fuente de ternura y energía para todas las personas, sobre todo para aquellas que se encuentran pasando por un mal momento y no saben cómo salir adelante. Sin embargo, sentir de este modo, piel con piel, el apoyo y la confianza de alguien más puede hacer que marquemos la diferencia y podamos analizar la situación con ojos cargados de optimismo.

En el siguiente video conocerás la historia de un bebé que estuvo al borde de la muerte y fue salvado por un sacerdote. Resulta que en el hospital en el que el pequeño había nacido, se aplicó un programa especial de voluntarios para que abracen a los bebés recién nacidos, especialmente a los prematuros. Está probado que el contacto físico es muy beneficioso para ellos, más que nada porque si son aptos para ingresar en este programa es porque no pueden tener todavía contacto directo con sus padres debido a diversos motivos, como bien  pueden ser las adicciones a las drogas.

 

 

El caso de este bebé es sorprendente. Él había nacido prematuro y sus posibilidades de sobrevivir eran muy bajas. De hecho, estuvo al borde la muerte, pero un sacerdote cercano a su familia le dio cientos de abrazos y el milagro ocurrió.

 

 

 

 

Comentarios