Este Atleta Tuvo Un Accidente En Plena Pista, Pero Cuando Su Padre Apareció… Es Para Llorar De Orgullo ¡Amor De Padre!

3 marzo, 2016 | Amor

En el año 1992, en los Juegos Olímpicos de Barcelona, un atleta sufrió un gran dolor al intentar correr los 400 metros en la competencia en la que estaba inscrito. Cuando la señal para comenzar a correr apareció, todos se lanzaron a toda velocidad, pero el atleta número 749, llamado Derek Redmond, de repente se encontró con un freno al sentir un calambre en un músculo de la parte trasera de la pierna.

Esto lo inmovilizó, ya no pudo continuar con ese puño de acero haciendo que se doble de dolor. Se sentó en el suelo, llorando por el solo hecho de pensar que ya no ganaría la carrera, pero un pensamiento alentador vino a su mente y tomando aire y apartando a los médicos que se habían acercado al verlo quieto, siguió corriendo a saltos por la pista.

Lo inesperado ocurrió cuando un hombre salió de las tribunas y se acercó corriendo a Derek, las personas de seguridad intentaron apartarlo y detenerlo para que no se acercara al atleta por cuestiones de seguridad, pero logró sortearlos y alcanzó a abrazarlo: era su padre.

El muchacho no podía parar de llorar de frustración, pero su padre lo alentó anunciándole que terminarían la carrera juntos y así fue.

Vía Youtube

Comentarios