Ella Está Postrada En Una Silla De Ruedas… Y Su Padre La Sacó A Bailar En El Baile Escolar ¡Hermoso!

5 febrero, 2016 | Amor

McKenzie Michelle Carey tiene 12 años y no puede hablar ni moverse desde hace más de 10, por culpa de una terrible enfermedad que impide el correcto funcionamiento de sus células y acabó por postrarla en una silla de ruedas. Sin embargo, los padres de McKenzie han hecho todo lo posible para que su hija tenga una vida normal, concurriendo a la escuela en la Shelton Elementary School de Dallas (EE.UU.).

Según su madre, Tammy Carey, la niña entiende todo lo que pasa y le encanta participar de las funciones escolares. Esto quizá no habría sido posible sin la ayuda de Mike, el padre de McKenzie, quien se convirtió en la pareja de baile de su hijita, logrando así que pueda participar de los actos y de ese modo, inspirar a otras personas a luchar por aquello que aman.

En el video puede verse uno de esos bailes donde Mike hace danzar la silla de ruedas de su hija al ritmo de la música, para luego levantar a la pequeña y bailar con ella en brazos. La radiante sonrisa de McKenzie prueba de manera irrefutable los dichos de su madre: la niña entiende todo y también disfruta la vida al máximo.

Vía McKenzies Hope

Comentarios