Iban A Sacrificar A Este Perro Porque Tenía La Cara Torcida, Pero Pasó Un Milagro Hermoso

15 noviembre, 2017 | Animales

Muchas veces los animales y hasta los propios seres humanos nacen con deformaciones y patologías que se denominan congénitas que no pueden ser curadas o, en su defecto, tienen tratamientos sumamente dolorosos para lograr combatir las  adversidades. Sin embargo, cuando estos seres no tienen recursos económicos suficientes o apoyo de gente que los quiera, el camino se hace muy cuesta arriba.

Esta es la historia de un perrito que fue encontrado con la cara torcida. Una mujer lo llevó con distintos veterinarios que indicaron que la condición del animal era irreversible, pues incluso cuando siguió creciendo su hocico continuó torciéndose al punto de no poder abrir la mandíbula, lo cual era un rumbo directo a la muerte por inanición. El cachorro comenzó a bajar bruscamente de peso y la mujer que lo halló no quiso rendirse, ya que los médicos le indicaban que debían practicarle la eutanasia al animal.

Viajaron a Texas para encontrar otra solución y allí un veterinario le hizo una serie de radiografías que revelaron todo tipo de traumatismos. En un último intento, el perro fue sometido a una última operación que, aunque le provocó la pérdida de un ojito, le permitió volver a abrir la boca para alimentarse.

Comentarios