Hijo Lee Por Primera Vez La Carta Que Escribió Su Madre Antes De Morir En Auschwitz

14 mayo, 2018 | Familia

 

 

 

En el mundo hay tragedias que todavía sangran. La historia nos ha demostrado que debemos aprender de ella, pero con las realidades que vemos hoy en día ocurriendo en Medio Oriente, no sabemos qué tanto lo hemos hecho. Algunas de estas terribles huellas quedarán para siempre en la memoria de las víctimas y sus descendientes, pero también en quienes sienten un verdadero compromiso con aquellas personas que han sabido convertirse en nuestros antepasados.

Esta es la historia familiar de Frank Grunwald, hoy un hombre que decidió dar a conocer la carta escrita por su propia madre antes de ingresas en las cámaras de Auschwitz junto a su otro hijo, quien fue seleccionado por una discapacidad. De acuerdo al relato de Frank, su madre, quien se llamaba Vilma, siempre fue buena para conocer a las personas y así fue cómo eligió a un oficial nazi para que le hiciera el favor de entregar la carta a su marido, quien por ser médico había sido destinado a otra área del campo. Para fortuna de ella y sus seres queridos, el oficial se conmovió con el gesto e hizo los movimientos necesarios para entregar el papel. Pasaron muchos años hasta que Frank, luego del fallecimiento de su padre en Estados Unidos, se animara a leer las líneas de su madre. Esto es lo que dice:

“Tú, mi único, querido, en el aislamiento en el que estamos esperando la oscuridad.

Consideramos la posibilidad de escondernos, pero decidimos no hacerlo ya que sentimos que sería imposible. Los famosos camiones ya están aquí y estamos esperando que comience. Estoy completamente tranquila. Tú, mi único y más querido, no te culpes por lo que sucedió, fue nuestro destino. Hicimos lo que pudimos. Mantente sano y recuerda mis palabras, el tiempo sanará, si no completamente, al menos parcialmente.

 

 

Cuida al pequeño niño dorado y no lo malcries demasiado con tu amor. Ustedes dos: mantengan la salud, queridos. Pensaré en ustedes y Misa. Tenga una vida fabulosa, debemos subir a los camiones.

Eternamente, Vilma”.

carta madre Auschwitz

 

 

 

 

Comentarios