Ella Atendía Al Anciano Todos Los Días Hasta Que Murió Y Se Enteró De Algo Muy Gratificante

10 julio, 2017 | Gente

La vida siempre puede darnos una gran sorpresa a cambio de todo lo que le damos al mundo. Cuando esto sucede, siempre es algo inesperado, pues por lo general son respuestas a cosas que uno hizo o hace por pura voluntad, no por obligación. Es por esta razón que siempre es importante tener presente que debemos tratar a los que nos rodean como nos gustaría que nos tratasen a nosotros mismos.

En el siguiente video conocerás la historia de Melina, una camarera, y un viejo veterano de guerra. Resulta que ella trabajaba como moza en un restaurante al que todos los días iba un señor que tenía más de 80 años y que era sumamente malhumorado. Nadie quería atenderlo, pues sus maneras siempre ponían nerviosos a los empleados. Sin embargo, Melina tenía una sonrisa para regalarle y así era cómo tomaba su pedido cada día.

Esto fue así hasta que un día el señor dejó de visitar el lugar y esto la extrañó muchísimo… Hasta que leyó el periódico y se enteró de que el señor, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, había fallecido y en agradecimiento a ella por ser la única persona que supo tratarlo con amabilidad le dejó toda su herencia.

Comentarios